17 de febrero de 2013

Cierro todas las ventanas esta noche,
para que no se escape el amor que me alimenta,
este amor es mío solamente, si se va, no tiene sustituto,
es de mi piel, del olvido, de la piel de un hombre
que olvidó el camino hacia mi casa,
este amor no admite gotas de lluvia,
capaces de atenuarlo, tan sólo existe,
es, porque el hombre le dio caricias,
lo sembró en mí.
Amor terrible, taciturno,
no quiere devolverme al mundo
que tuve antes de él,
quiere tenerme en el camino
mendigandole a sus ojos, a su voz.
Cierro todas las ventanas
porque hay un viento afuera, arrebatador,
si me encuentra con este dolor a cuestas,
me hará soltarlo
y entonces,
sólo se irá la rabia,
y lo seguiré amando.

No hay comentarios: