11 de agosto de 2007

La tapa de la pava







Veo levitar la tapa de la pava.
El mate está listo, las tostadas
y la tapa de la pava se eleva,
porque yo lo quiero así.
El llamador de ángeles titila en la puerta de la cocina,
alguien andará por la casa,
hechizando para mí las cosas cotidianas.
Ema sabe que la espero al atardecer,
bruja de las cosas simples, arabesco de mariposas,
abre su caja de espejos, y asoman los rostros amados.
Mientras unto las tostadas con la mermelada de duraznos,
pienso en sus voces,
y los silencios de mi casa son de luz,
los espacios vacíos se llenan de semillas,
y crecen plantas insospechadas.
Amo ver levitar la tapa de la pava,
anuncia una noche de sueños imposibles,
y en el cielo, la alineación de las estrellas.

Carina
*Ema, te espero siempre*****

4 comentarios:

cric dijo...

como te decía por msn, la calidez desborda en este poema, dan ganas de pasarse siempre a tomar unos mates, vos, ema y todas las hadas de la cuadra.
un beso,
cris

Carina dijo...

Estás invitada, jajaja, con tortitas de manzana y esas cosas...
Besoooossss

Cris Cam dijo...

al loco ese le levitaba la tapa de los sesos, se les escapaban las s de la canilla del parque, las z del sifón mal apagado cuando el calefón le hacía elevar los ojos.

al loco ese le gustaba disfrazarse con sábanas de terciopelo que se robaba en el pabellón de vírgenes etéreas, para que no lo vieran en las siete menos tres, que es donde la negra prepara el mate como le había enseñado Nora.

cuando fue otro le hubiera gustado saber,cálculo exacto, de que hablan esos seres de tetas blandas, que se cuentan las vidas con el tiket del super en la mano, pero ahora ya no se acuerda de cuando miraba culos para ponerles nota.

el loco ese se asusta de los espejos, las cajas y los caleidoscopios porque ellos siempre dicen la verdad, reflejada, guardada y multiplicada.

el loco ese sólo espera a la negra cuando ella, porque sí, toma una bic y dibuja sueños que transportan a otros muchos/as locos/as a la tierra donde, con un simple mate con tostadas, nada duele.

Carina dijo...

Flacooo, qué lindo verte por acáaaaa, graciaaasss.
al loco ese le levitaban los ojos al amanecer, y ahora, sólo le parpadean normalmente, como a todo el mundooo.
Un besoteeee