15 de octubre de 2007

La banderita de un taxi: libre,
la lluvia iluminada por la luz de la calle,
la hora en el celular: 05:00 am
tus ojos mis ojos
frenada del colectivo
pronto amanece
se me borran las palabras,
ni siquiera un "buen día"


Tus pasos,
tus ojos de nuevo
boca de desayuno,
silencio.


No espero nada nuevo
laberinto de pasillos
y el milagro de tu voz a media mañana.
Tu cara que es mía
porque fijate que la contengo de reojo,
la retengo para mí,
para el resto del día sin vos.

Te amo

Nunca me salió tartamudear
y ahora como si nada, trabo las sílabas
tu nombre se me atraganta.

Niño, vida...
Dame por un segundo
el aire que te rodea
dame treinta centímetros de distancia
de mis manos a tu camisa.

4 comentarios:

Álvaro Ancona dijo...

que sepas que he estado atisbando por tu caja de los espejos.

Álvaro

http://alvaroancona.blogspot.com/

Carina dijo...

Muchas gracias Alvaro, por pasar.
Bienvenido al fondo de la caja

El Dueño de los Cajones dijo...

APLAUSOS!!!

llegué acá, como pasan las cosas inexplicables y me arrancaste un suspiro y más latidos por minuto.

Lindo texto Carina!!

Carina dijo...

Bueno.. Ví que tu nombre es Miguel, sí que... mucho gusto Miguel, y gracias por asomarte a esta caja de los espejos...

Nos vemos